lunes, 14 de noviembre de 2011

¿Donde está la gasolinera del Cosmos? (3)

CAPITULO III 

LOS DESCUBRIDORES DE LA ELECTRICIDAD 


Tales de Mileto


La historia de la electricidad se refiere al estudio y uso humano de la electricidad, al descubrimiento de sus leyes como fenómeno físico y a la invención de artefactos para su uso práctico.

Uno de sus hitos iniciales puede situarse hacia el año 600 a. C., cuando el filósofo griego Tales de Mileto observó que frotando una varilla de ámbar con una piel o con lana, se obtenían pequeñas cargas (efecto triboeléctrico) que atraían pequeños objetos, y frotando mucho tiempo podía causar la aparición de una chispa.

Cerca de la antigua ciudad griega de Magnesia se encontraban las denominadas piedras de Magnesia, que incluían magnetita. Los antiguos griegos observaron que los trozos de este material se atraían entre sí, y también a pequeños objetos de hierro.

Alessandro Volta 

Alessandro Volta, o Conde Alessandro Giuseppe Antonio Anastasio Volta, físico y pionero en los estudios de la electricidad, nació en Como, Lombardía, Italia, en 1745.

En 1780, Luigi Galvani, médico naturalista de la Universidad de Bolonia, descubrió que al conectar dos metales diferentes al muslo de una rana, circulaban electrones entre los metales.

En 1794, Volta se propuso encontrar otras alternativas que le permitieran obtener electricidad sin utilizar tejido animal.

En 1800, Volta descubrió que colocando dos metales diferentes en un vaso con salmuera (agua y sal) se generaba electricidad, había inventado la pila eléctrica, que le dio fama mundial, y en su honor se adoptó el nombre de VOLTIO.

Pila de Volta 

Un año más tarde, el físico efectuó ante Napoleón una nueva demostración de su generador de corriente. Impresionado, el emperador francés nombró a Volta conde y senador del reino de Lombardía

El emperador de Austria, por su parte, lo designó director de la facultad de filosofía de la Universidad de Padua en 1815.

La unidad de fuerza electromotriz del Sistema Internacional lleva el nombre de voltio en su honor desde el año 1881

Andrè Marie Ampère 

André-Marie Ampère, nació en Lyon, Francia, en 1775. Nunca asistió a una escuela y la única instrucción recibida fue la dada por su padre, de profesión comerciante, entendido en literatura latina y francesa.

Ampère fue un niño prodigio, a los 12 años ya conocía las matemáticas básicas, llagando a dominar el cálculo diferencial e integral. Fue un ejemplo mundial de autodidacta.

En 1825 formuló la “Ley de Ampere”, donde se postula la relación básica que existe entre la corriente eléctrica y el surgimiento de un campo electromagnético.

Inventó y construyó el “galvanómetro”, sentó las bases entre la electricidad y el magnetismo y llamó a la corriente por su nombre, “Ampere”, símbolo A, que hoy utilizamos.

En 1801 ejerció como profesor de física y química en Bourg-en-Bresse, y posteriormente en París, en la École Centrale. Impresionado por su talento, Napoleón lo promocionó al cargo de inspector general del nuevo sistema universitario francés, puesto que desempeñó hasta el final de sus días.

Galvanómetro 

En su honor, la unidad de intensidad de corriente en el Sistema Internacional de Unidades lleva su nombre.

Michael Faraday 

MICHAEL FARADAY.- Nació en Newington Butts, Inglaterra en 1791. Su padre era herrero y tenía una salud precaria que no le permitía aportar mucho a su familia.

Desde muy joven ayudaba a su familia repartiendo periódicos a cambio de propinas.

Su preparación académica era muy escasa, limitándose a la recibida en una escuela de catequesis donde aprendió a leer, escribir y contar.

A los trece años tuvo que encontrar trabajo para ayudar a la economía familiar y George Riebau, que tenía una librería y encuadernaba libros, lo empleó para hacer recados.

La familia se mantuvo unida por una fuerte fe religiosa. La influencia religiosa fue importante para Faraday ya que las teorías que más tarde desarrolló estuvieron fuertemente influenciadas por la creencia en la unidad del mundo.

Tras un año como un chico de los recados, Riebau lo contrató como aprendiz de encuadernador.

A los catorce años empezó el aprendizaje de encuadernador y a los siete años de aprendizaje era un verdadero experto en el arte de la encuadernación.

Conoció la electricidad leyendo el artículo “Electricity”, de James Ritler, que encontró reencuadernando la Enciclopedia Británica.

Un cliente de Riebau facilitó a Faraday las entradas para un ciclo de conferencias sobre temas de química que Humphry Davy daba en la Royal lnstitution.

Faraday tomó notas de todas las conferencias del Sr. Davy, las encuadernó y se las hizo llegar, hecho con el que se ganó su amistad y consideración.

En 1812 un accidente fortuito cambió su destino. El Sr. Davy perdió la vista durante un experimento químico que estaba realizando y contrató a Faraday como asistente. Faraday aprendió con Davy los fundamentos básicos de Física y Química

De ayudante del maestro se transformó en su sucesor en la Institución Real, a la cual permaneció ligado durante casi toda su vida. Con Davy tuvo la oportunidad de entrar en contacto con las ideas científicas más relevantes de la época.

En 1824 entró en la Real Sociedad de Londres y al año siguiente fue nombrado director del laboratorio de la Institución Real.

En reconocimiento a sus importantes contribuciones, la unidad de capacidad eléctrica se denomina faradio

En 1831, comenzó sus más famosos experimentos con los que descubrió la inducción electromagnética, experimentos que aún hoy día son la base de la moderna tecnología electromagnética.

En 1833 sucedió a Davy como profesor de química en la Institución Real.

Dos años más tarde le fue concedida una pensión vitalicia de 300 Libras anuales.

Tiene una placa de homenaje en la Abadía de Westminster, cerca de la tumba de Isaac Newton.

Su inventos más importantes fueron: El generador de corriente continua o dinamo y el motor de corriente continua.

Durante 1831 y 1832, Michael Faraday descubrió que un conductor mecánico moviéndose en un campo magnético generaba una diferencia de potencial. Aprovechando esto, construyó el primer generador electromagnético, el disco de Faraday, un generador homopolar, empleando un disco de cobre que giraba entre los extremos de un imán con forma de herradura, generándose una pequeña corriente continua. También fue muy utilizado como generador de energía eléctrica en bicicletas para alimentar bombillas de poca intensidad.

Generador homopolar de Faraday 

Faraday nunca aprendió matemáticas, sin embargo fueron sus descubrimientos los que condujeron a las profundas teorías matemáticas de la electricidad y el magnetismo. En particular la teoría matemática de Maxwell, que hoy se estudia en todas las Universidades, no habría sido posible sin el descubrimiento de las leyes de Faraday, este es un hecho que Maxwell repitió en muchas ocasiones.

Thomas Alva Edison 

Thomas Alva Edison, el menor de cuatro hermanos, nació el 11 de febrero de 1847, en Milan, una pequeña población de Ohio.

A los siete años, su padre Samuel Edison, trasladó su residencia a Port Huron, en Michigan, donde el futuro inventor asistió por primera vez a la escuela. Fue una experiencia muy breve, duró sólo tres meses, al cabo de los cuales fue expulsado de las aulas, alegando su maestro una falta absoluta de interés y una torpeza más que manifiesta, debida a una sordera parcial, como secuela de un ataque de escarlatina.

Su madre, Nancy Elliot, que había ejercido como maestra antes de casarse, asumió en lo sucesivo la educación del joven de la familia, inspirando en él una curiosidad sin límites que sería la característica más destacable a lo largo de toda su vida.

A los diez años, el pequeño Thomas instaló su primer laboratorio en los sótanos de la casa de sus padres y aprendió él solo los rudimentos de la química y la electricidad.

A los doce años vendía periódicos en los trenes. Con permiso de la compañía ferroviaria vivía en un vagón, donde instaló unas planchas usadas de imprenta y con una máquina de escribir, que compró de segunda mano, fundó su periódico Weekly herald, que redactaba e imprimía durante la marcha del tren y vendía a los viajeros.

En uno de sus experimentos de física prendió fuego al vagón y la compañía lo expulsó de su vagón-vivienda-imprenta, por lo que tuvo que buscarse otra ocupación.

En 1862 entró a trabajar en la oficina de telégrafos de Port Huron y a los pocos meses de trabajo inventó un telégrafo doble, que permitía transmitir simultáneamente y sobre el mismo cable dos despachos en sentido inverso.

El éxito de su invento fue de tal magnitud que todas las compañías de redes telegráficas lo adoptaron y en reconocimiento a su mérito lo nombraron Ingeniero.

Sus inventos y su buen hacer en los negocios le dieron fama y riquezas, que le permitieron construir su fábrica de Menlo Park, en Orange, New Jersey, donde desarrolló nuevos sistemas telegráficos cuádruples y séxtuples, que le permitieron el crecimiento de sus compañías a nivel mundial.

Su empresa Continental Edison Company se implantó en Europa y para ella trabajó en París Nikola Tesla.

En 1868, a los veintiún años, pudo hacerse con la obra del científico británico Michael Faraday, “Experimental Researches in Electricity”, cuya lectura le influyó muy positivamente.

Faraday le proporcionaba el método para canalizar todo su genio inventivo. Se hizo más ordenado y disciplinado, y desde entonces adquirió la costumbre de llevar encima un cuaderno de notas, siempre a punto para apuntar cualquier idea o hecho que reclamara su atención.

Edison abandonó el puesto de trabajo que ocupaba y decidió hacerse inventor autónomo, registrando su primera patente en 1868.

Muy pronto recibió un encargo de la Western Union: Una impresora para la cotización de los valores en bolsa.

Su respuesta a este reto fue su primer gran invento: el Edison Universal Stock Printer. Le ofrecieron por el aparato 40.000 dólares, cantidad que por fin le permitió sentar la cabeza.

Bien pronto se planteó Edison la construcción de un verdadero centro de investigación, una «fábrica de inventos», como él lo llamó, con laboratorio, biblioteca, talleres y viviendas para él y sus colaboradores.

Los recursos económicos no le faltaban y las proporciones de sus proyectos se lo exigían.

Para situar su nuevo laboratorio buscó un lugar tranquilo, que encontró en una granja deshabitada en West Orange.

En West Orange, New Jersey, Edison construyó el Edison Laboratory, hoy convertido en monumento nacional, en torno al cual levantó numerosos talleres, que daban trabajo a más de cinco mil personas.

Su invento más conocido es la bombilla o lámpara incandescente, que le permitió la creación de una compañía eléctrica para la distribución y venta de energía eléctrica en corriente continua, para la que fabricaba sus propios generadores.

Edison puede que sea el inventor más prolífico de la historia, con más de 1200 patentes, entre las que merecen especial atención el Fonógrafo, el Microteléfono en 1877, el Cinetoscopio en 1894 y el acumulador alcalino de ferroniquel en 1914.

Inventos más importantes de Thomas Alva Edison

La Bombilla    El Cinetoscopio    Grabadora de audio    Fonógrafo

Rayos X      Movimiento imágenes   Tocadiscos            Telégrafo

Televisión                            Coche eléctrico con baterías de Edison

1914 Detroit Electric Brougham, de Ford Motor Company

"El coche para las mujeres", así se le bautizó en 1914, por ser el coche más vendido para las mujeres debido a sus mínimos mantenimientos y la suavidad de su motor. Pero por su peso y sus frecuentes recargas de baterías no estaba recomendado para las carreteras rurales o zonas poco pobladas.

La energía la proporcionaban 50 baterías Edison a 108 voltios en total.

Nikola Tesla

NIKOLA TESLA.- Nació en Smiljan, Yugoslavia, en 1856, donde vivió hasta los 12 años. Su padre era el pastor de la Iglesia Ortodoxa Serbia local y su madre no sabía leer ni escribir.

A los catorce años leía en cuatro idiomas. A los 22 años terminó su graduación de Ingeniero electromecánico en la Politécnica de Graz, Austria.

En 1877 el Profesor Poeschl, catedrático de Física de la escuela Politécnica de Graz, mostraba a los alumnos de ingeniería de la promoción de Tesla un nuevo motor de corriente continua, llamado “la máquina Gramme”, que generaba corriente continua cuando se le hacía girar por alguna fuerza y actuaba como motor eléctrico cuando se conectaba a un potencial eléctrico de corriente continua, el motor reversible.

El diseño de la máquina Gramme incluía escobillas y un conmutador que producían grandes chispas y Tesla creía que las chispas podrían eliminarse de alguna forma.

Poeschl dedicó una clase entera a demostrar la “falacia” de la idea de Tesla, aunque no logró convencerlo. Tesla consiguió eliminar las chispas cinco años más tarde, en uno de los más extraños ejemplos de inspiración científica que la historia recuerda.

Una tarde de febrero de 1882, Tesla paseaba por el parque de Budapest con su amigo Szigeti, recitando algunas de sus líneas favoritas de Fausto. En ese marco, en ese lugar y en ese momento, Tesla descubrió “la rotación del campo magnético”, el fundamento de la corriente alterna que habría de revolucionar el mundo.

El resultado de su visión fue el motor de inducción, que patentó y fabricó, con tal perfección que se sigue utilizando hoy, prácticamente sin modificaciones técnicas.



Generador de Tesla                                     Motor de Tesla

Dos meses después de su visión en el parque, la poderosa imaginación de Tesla y su enorme talento, le permite:

Mentalmente diseñar todos los elementos de un sistema completo de potencia en corriente alterna, que posteriormente patentará.

Tesla intenta encontrar interesados en su invento, primero en Budapest y después en París, pero no encontró la respuesta que esperaba y decidió emigrar a América.

Según Bud Spurgeon, Tesla llegó a Nueva York con cuatro centavos, algunos poemas escritos por él, un plano para una máquina voladora y una carta de presentación para Thomas Edison.

Tesla trabajó un año para Edison, pero su temperamento, metodología y visión de la electricidad le separaban tanto de Edison que su relación estaba condenada al fracaso.

Fracasada su relación con Edison, Tesla montó su propia compañía, “Tesla Electric Company” aunque para ello llegó a trabajar abriendo zanjas a destajo en la construcción de carreteras.

En su laboratorio pudo llevar a la práctica todo el almacén mental que había elaborado sobre la corriente alterna.


En 1888 Tesla patentó un sistema completo, compuesto por motor, generador y transformador que constituía una planta completa de generación de corriente alterna.

George Westinghouse fue el primero que reconoció la importancia y significado de los descubrimientos de Tesla y en una reunión con el inventor en su laboratorio, reportó la compra de su tecnología para la fabricación de generadores polifásicos de corriente alterna, por un millón de dólares más un royalty de un dólar por caballo de potencia generado.


George Westinghouse

Estudios posteriores han estimado el valor de los royalties, durante la vida de Tesla, en 12 millones de dólares.

Con la venta de su patente a Westinghouse obtuvo dinero para gastar cuanto le apetecía.

Tesla nunca se casó, porque pensaba que el matrimonio necesitaba una dedicación y un tiempo que él no podía quitar a su trabajo.

Para ayudar a Westinghouse a fabricar el primer sistema polifásico de corriente alterna, fue a Pittsburgh, donde trabajó sólo un año, pese a que Westinghouse le ofreció un alto puesto y un laboratorio con todos los medios; pero Tesla decía que sólo trabajaba a gusto si podía controlar personalmente la totalidad de sus proyectos, por lo que abandonó Pittsburgh.

En 1893 Westinghouse presentó la primera central generadora de corriente alterna, con una gran demostración consistente en la alimentación de todas las necesidades eléctricas de la Feria Mundial de Chicago. Ante el éxito Westinghouse fue elegida para instalar la primera gran central hidráulica en las cataratas del Niágara, con una potencia de 5.000 HP.

Feria Mundial de Chicago 1893

Durante la Feria Mundial de Chicago en 1893, Tesla tuvo su gran oportunidad. Cuando Westinghouse presentó un presupuesto por la mitad de lo que pedía General Electric, la iluminación de la Feria le fue adjudicada y Tesla pudo exhibir sus generadores, las múltiples dinamos, motores de CA y bombillas.

Edison y Westinghouse se enfrentaron en una batalla de relaciones públicas, -que los periódicos denominaron “La Guerra de las Corrientes” para determinar, qué sistema se convertiría en la tecnología dominante. Como respuesta, Edison inventó una silla eléctrica y electrocutó a perros, gatos y hasta un elefante para demostrar que la corriente alterna era peligrosa. “Opsy”, el elefante; pasó a la inmortalidad en un vídeo filmado en 1903 con el nombre de “Topsy”, pueden buscarlo en Google con el nombre de. “Topsy el elefante electrocutado”.

La corriente alterna fue adoptada en todo el país y Edison tuvo que cambiar sus sistemas a pesar de que había propuesto una ley para que vetara el uso de la corriente alterna por su peligrosidad.

Tesla es el verdadero inventor de la radio:

En primer lugar Tesla inventó el circuito resonante paralelo, imprescindible para poder sintonizar la radio.

En 1897 Tesla envió las primeras señales por radio desde su laboratorio a un barco situado en la bahía de Hudson, a 25 millas de distancia.

En 1898 Tesla realizó la primera demostración pública de comunicación por radio, combinada con la primera demostración de Robótica. La demostración fue realizada en el Madison Square Garden y resultó un tremendo éxito. El robot fue un barco de varios pies de largo, fabricado en hierro con la cubierta sellada. En la plaza se construyó un gran tanque de agua, para que el barco flotara dentro. En la demostración Tesla ordenaba los movimientos del barco que transmitía por radiocontrol y ante la obediencia del barco a las órdenes de Tesla, la muchedumbre creía que estaba presenciando una exhibición de magia.

Barco fabricado por Tesla           Antena de radio deTesla

Tesla no pudo explotar sus inventos más importantes.

1 La transmisión de electricidad sin cables.

Para la demostración real de su sistema de distribución eléctrica sin cables, Tesla necesitaba un laboratorio de campo y espacio suficiente.

Su abogado de patentes negoció con la compañía eléctrica Colorado Springs Power Company para que Tesla pudiera realizar su demostración en el término de Colorado Springs.

En 1899 Tesla había montado un enorme laboratorio de madera, equipado con una monstruosa bobina, que actuaba como transmisor.

En Colorado Springs realizó las primeras demostraciones de iluminación del espacio, mediante grandes bolas de luz que transmitía su bobina, tecnología que pensaba utilizar, como posteriormente se verá, en la iluminación de los mares. Las bolas de luz asombraron tanto a los vecinos de la zona que acudían de todas partes a observarlo.

Para disuadir a los curiosos y evitar sus visitas, Tesla anunció que estaba trabajando en una nueva arma secreta que podría matar a trescientas mil personas a la vez.

Tesla en su laboratorio de Colorado Springs

La demostración más alucinante de la historia, fue la distribución eléctrica sin cables, y consistió en iluminar doscientas lámparas a una distancia de 26 millas de su bobina transmisora en Colorado Springs.

Tesla, 20 kilovatios de bombillas encendidas a 20 millas de distancia

Terminados los experimentos de Colorado Springs, a finales de 1898, Tesla regresó a Nueva York y su amigo Robert Underwood, editor de la revista Century, le invitó a escribir un artículo sobre la problemática de la energía del futuro, con especial referencia a la energía solar.

En su artículo de Century, afirmó que quemar petróleo para producir electricidad era de bárbaros y completamente equivocado, añadiendo que con su descubrimiento de enviar electricidad a través del campo eléctrico de la tierra se podían cubrir todas las necesidades eléctricas. En el artículo también explicó su plan para resolver todas las necesidades energéticas del planeta, mediante generadores hidráulicos instalados en todos los ríos de la tierra que lo permitieran y distribuyendo la energía generada mediante su invento.

Refiriéndose a la energía solar dijo que entre todos los métodos conocidos, la búsqueda del mejor método para derivar energía del sol contribuiría, en muchos caminos, al avance de la civilización.

El artículo de Tesla en Century tuvo una gran resonancia en los medios científicos y financieros. Uno de los interesados fue el millonario J.P. Morgan, que invitó a Tesla a su casa para que le explicara su sistema de transmisión de electricidad sin cables en detalle.

J.P. Morgan

Los contactos entre Tesla y J.P. Morgan cristalizaron en un acuerdo para realizar un gigantesco proyecto, que fue bautizado con el nombre de WARDENCLYFFE y que J.P. Morgan financiaría en su primera etapa.

El lugar elegido para la realización del proyecto fue el Condado Suffolk en Long Island, mediante un contrato con un constructor local, en el que se planificaba la construcción de viviendas para los miles de personas que trabajarían en el proyecto.

Long Island, Condado de Suffolk

Con los fondos anticipados por J.P. Morgan el WARDENCLYFFE se puso en marcha y fue construido el edificio que albergaría los sistemas previstos por Tesla, terminado en una gran torre de madera, con una altura de 150 pies en la que se instalaría la bobina transmisora de Tesla.

En 1901 se publicó, en Long Island, un folleto explicativo de las características del proyecto, que comprendía entre otras las siguientes actividades:




1         Construcción de la mayor central eléctrica, concebida de su tiempo, con una potencia eléctrica de diez millones de caballos de vapor, es decir 7.600 millones de kilovatios, que serían distribuidos por el aire.

2         Interconexión con todas las oficinas mundiales de telégrafos.

3         Establecimiento de un servicio gubernamental secreto de telégrafo que no podría ser interferido.

4         Interconexión con todas las oficinas mundiales de teléfonos.

5         Distribución universal de noticias por telégrafo o teléfono en conexión con los periódicos.

6         Establecimiento de un sistema mundial de inteligencia para uso exclusivamente privado.

7         Interconexión y operación con todos los stock mundiales con sus cotizaciones.

8         Establecimiento de un sistema mundial de distribución de música.

9         Establecimiento de un sistema mundial de información horaria, de altísima precisión.

10       Transmisión por facsímil de caracteres manuales, cartas y documentos.

11       Establecimiento de un sistema mundial de ayuda a la navegación que permitiría a los barcos navegar sin compás, con información exacta de su localización, hora y velocidad. Con ello se evitarán colisiones y desastres.

12       Inauguración de un sistema mundial de imprenta en tierra y mar.

13       Reproducción en cualquier parte del mundo de la fotografía, cuadros y todo tipo de dibujos y grabaciones.

En la mente de quién pensó que con su tecnología podía hacer vibrar al planeta entero, estaban las ideas de todas las formas posibles de comunicación y todo ello nueve años antes de que Marconi realizara su famosa transmisión telegráfica a través del Atlántico y dieciséis años antes de que David Sarnoff escribiera su “Music Box Memo”, esbozando la primera idea, considerada como conmovedora, de la primera emisora de radio que podría transmitir música a los hogares americanos.

En estas fechas Tesla escribió:

“En un futuro cercano veremos una enormidad de nuevos usos de la electricidad, podremos dispersar la niebla con fuerzas eléctricas, centrales sin cables serán construidas con el propósito de iluminar los océanos, la transmisión de la imagen será una realidad cercana, tendremos máquinas de escribir eléctricas que obedecerán a la voz humana, tendremos aniquiladores de humo, absorbedores de polvo, esterilizadores de agua, aire, comida y ropa........“

Si utilizamos el petróleo para obtener la electricidad acabaremos rápidamente con sus reservas. Este método, bárbaro e injustificable, habrá que pararlo en interés de las generaciones venideras. La conclusión inevitable es que el potencial del agua es, con mucho, nuestro recurso más valioso.

Con el pleno desarrollo y perfeccionamiento de los sistemas de transmisión de energía sin cables a cualquier distancia será posible resolver todos los problemas de la existencia material del hombre. La distancia, que es el principal impedimento del progreso humano, será completamente aniquilada en pensamiento, palabra y acción. La humanidad se unirá, las guerras se harán imposibles y la paz será el reino supremo.”

Probablemente el hecho más importante en la historia del hombre en la Tierra, que pudo cambiar el rumbo de la humanidad, sucedió en estas fechas y fue la decisión de J.P. Morgan de retirar su ayuda financiera al proyecto WARDENCLYFFE.

Nunca podrá ser comprendido porqué Morgan no permitió la terminación del proyecto y su puesta en funcionamiento. La decisión de Morgan pudo representar algo más que su retirada del proyecto, pues tampoco resulta comprensible que a partir de ese momento se cerraran para Tesla todas las puertas de otra posible fuente de financiación.


Tesla había invertido en Wardenclyffe todo su patrimonio y el hombre que inventó la corriente alterna, que ha permitido el desarrollo que hoy tiene la humanidad, no pudo encontrar financiación para continuar el gran proyecto de su vida, el que pudo cambiar el rumbo de la humanidad y la historia de la Ciencia.

En una publicación realizada en 1978 por Lafferty, Harwood & Partners Ltd, en Montreal, se estudian todos los ingredientes que llevan a la inevitable conclusión de que Tesla fue víctima de una conspiración de las grandes compañías ferroviarias, acero y carbón, planificada y llevada a cabo por J.P. Morgan.


Pero la tecnología de Tesla sigue siendo una asignatura pendiente y la mayor de las frustraciones para el mundo científico, que cien años más tarde no puede afirmar ni negar la tecnología de Wardenclyffe.

Los científicos de su época se ponían nerviosos con solo oír el nombre de Tesla, según Lafferty, Harwood & Partners, le tenían verdadera fobia, la razón podría ser la envidia por sus descubrimientos demasiado avanzados para la época. Muchos puede que se alegraran de la decisión de Morgan, pues no es comprensible que nadie levantara su voz ante el hecho ni le ofreciera ayuda.

Tesla rechazó cuantas ocasiones le propusieron para debatir sobre su tecnología, dando siempre las mismas respuestas:

a.          Yo hablo de otra electricidad.


b.          Yo utilizo la electricidad de forma diferente a como la utilizan los demás.

En 1912 Tesla fue nominado para el premio Nóbel conjuntamente con Edison, pero renunció al prestigioso galardón y de su renuncia se han hecho diferentes interpretaciones. Unos dicen que la razón fue su problemática con Edison al que no consideraba a su altura científica y como posible revancha por su campaña de desprestigio contra la corriente alterna. Otros piensan que fue la injusticia manifiesta por la concesión del Nóbel a Marconi en 1909 como inventor de la radio, invento que obviamente corresponde a Tesla.

Fuera cual fuera la causa, Tesla tenía demasiadas razones para mostrar su indignación por las múltiples injusticias que contra él se cometieron y creo que el mundo entero le debe una reparación.


Con la paralización de Wardenclyffe se perdió la gran oportunidad de haber resuelto el problema energético mundial y lo que podría ser aún peor, la pérdida de una tecnología que prometía un nuevo rumbo del planeta.

Pero la humanidad ha seguido pensando en Tesla, unos tratando de encontrar sus secretos y otros vigilando la posibilidad de que otros los encuentren antes que ellos.

En los últimos años de la guerra fría, los americanos creían que los rusos habían encontrado los secretos y les culparon de muchos desastres naturales y los rusos a su vez creían que los americanos estaban construyendo su escudo protector en base a la tecnología de Tesla.

El Pentágono contrató a Golka Associates, Brockton, Massachussets, para el estudio de la tecnología de Tesla. La compañía fue fundada por Robert A. Golka, hombre que había estudiado extensamente los trabajos de Tesla. Al amparo del contrato se construyó una copia del transmisor de Tesla, en un hangar de las Fuerzas Aéreas en Wendover, estado de Utah.

En el proyecto intervinieron los mejores cerebros de los tiempos modernos y los resultados, según sus declaraciones, no fueron afortunados, las leyes básicas de la tecnología de Tesla se las llevó a la tumba.

Algunos independientes creyeron haber encontrado los secretos de Tesla, como es el caso de Andrija Puharich, según su artículo titulado: “The Physics of the Tesla Magnifying Transmitters, and the Transmission of Electrical Power Without Wires.”, que describe el transmisor de Tesla de la siguiente forma:

Entre la superficie de la Tierra y la parte alta de la atmósfera existe un potencial eléctrico de alrededor de dos billones de voltios. Esta vastísima e inagotable reserva de energía eléctrica nos muestra la magnitud de la potencia disponible.

Según Andrija Puharich, Tesla ideó un sistema para explotar esta basta reserva de energía, esencialmente estática, haciéndola entrar en resonancia a una frecuencia que Puharich llamó la frecuencia de Tesla.

2       El coche eléctrico de Tesla

En 1931, Petar Savo, de 32 años de edad, nacido en Yugoslavia en 1899 y sobrino de Tesla, fue invitado por su tío para que fuera a Nueva York, con el propósito de revelarle sus últimos secretos. Tío y sobrino se trasladaron a Buffalo, donde Tesla mostró a Petar su último invento, al que llamó “Convertidor de energía gravitacional”.

Tesla tenía un coche Pierce Arrow de 1930, uno de los coches de lujo de su época, al que le fue cambiado el motor de gasolina por uno eléctrico, redondo de aproximadamente 1 metro de largo y 65 centímetros de diámetro, con un ventilador al frente. Tesla nunca dijo el fabricante del motor, aunque se supone que lo fabricó Westinghouse. El embrague, caja de cambios y transmisión a las ruedas traseras quedaron sin cambios

El “Convertidor de energía gravitacional” había sido construido por el propio Tesla. Las dimensiones de la carcasa del convertidor fueron de aproximadamente 60 x 25 x 15 cm. El convertidor se instaló frente al tablero de instrumentos, y entre otras cosas contenía 12 válvulas electrónicas “Vacuum Tubes”, de los cuales tres eran del tipo 70L7-GT, rectificadoras de potencia. Al convertidor se conectaba una antena pesada de 1,8 metros de largo, aproximadamente, que sobresalía del coche. La antena alimentaba a un sintonizador, que una vez sintonizado a la frecuencia correcta entregaba 240 voltios a la entrada del convertidor.

El coche eléctrico estaba guardado a unas 20 millas de Buffalo, en una granja, cerca de las cataratas del Niágara.

Tesla pensaba transmitir la energía sin cables desde la central de las cataratas del Niágara, pensando que esta solución podría ser utilizada por todos en un futuro.

Tesla debió discutir el tema, en profundidad, con su socio J.P. Morgan, que no llegó a convencerse argumentando que no estaba resuelta la seguridad de la medida de consumo de cada coche, ni dónde se instalarían los medidores. Probablemente, el descuerdo entre Tesla y J.P. Morgan tuviera alguna influencia en la retirada de J.P. Morgan del proyecto WARDENCLYFFE.

Tesla probó el funcionamiento completo de su coche eléctrico durante una semana, arrojando los siguientes resultados:


· El convertidor proporcionaba la suficiente energía y potencia para alimentar una casa completa, además de la necesaria para impulsar el coche.
· El coche alcanzaba las 1800 revoluciones por minuto sin dificultad.
· Sin esfuerzo alcanzaba la velocidad de 90 millas por hora.
· No existía diferencia apreciable con los coches de gasolina.
· En una señal de stop, un transeúnte observó que no tenía gases procedentes del tubo de escape. Petar contestó "No tenemos ningún motor."
· El coche no tuvo que cargar baterías porque no las tenía.

1930 Pierce Arrow, coche de Tesla

Según dicen: Era un vehículo inalámbrico, sin baterías para la propulsión, recibía la energía necesaria por su antena, energía libre, sin costo.


Tesla sabía que no podría fabricar su coche eléctrico, porque no se lo habrían permitido, era un adelanto demasiado potente para su época, y estoy convencido que tampoco sería permitido en la nuestra.

Juan Ortigosa García

ANALISIS DEL PASADO Y ALGUNAS REFLEXIONES DEL PRESENTE

He analizado, de forma somera, los grandes genios de la electricidad, los que han descubierto las leyes básicas de la energía eléctrica y los que han inventado los artefactos o aparatos para su uso práctico.

Sin duda que han quedado muchos fuera de esta pequeña lista, pero he seleccionado las mentes que considero más claras, los más adecuados para los propósitos de este escrito, los que pueden ayudarnos, con su ejemplo, a encontrar respuestas convincentes que justifiquen la actual sequía sobre el avance del conocimiento de la energía eléctrica.

Los seleccionados descubrieron las bases de la electricidad que hoy utilizamos, aunque todavía no comprendemos ni la esencia ni el verdadero funcionamiento de los descubrimientos más importantes.

Los descubrimientos más importantes de Tesla, que no pudo poner en funcionamiento porque no se lo permitieron, están a años luz de nuestro conocimiento y probablemente nunca lleguemos a conocerlos por las siguientes razones:
  1. Hemos equivocado el rumbo de la investigación básica.
  2. La metodología de nuestras Universidades limita la creatividad.
  3. Los Científicos de hoy no están preparados para los descubrimientos.
  4. Sólo avanzamos en la innovación, que consiste en mejorar lo que ya sabemos hacer, pero no arrancamos en los descubrimientos de base.
Los padres de la electricidad son un gran ejemplo a seguir, debemos aprender de: sus vidas, conocimientos, usos y costumbres.

Sería un buen ejercicio hacer y responder a las siguientes preguntas:

Pre ¿Está todo descubierto o inventado?
Res No, lo que sabemos sigue siendo una gota de agua y lo que ignoramos sigue siendo el océano. (Isaac Newton).

Pre ¿Por qué llevamos doscientos años sin descubrimientos en la electricidad?
Res Porque hemos establecido una metodología inadecuada para la investigación básica.

Pre ¿Hemos perdido la creatividad científica?
Res Sí, porque hemos abandonado la metafísica y nuestros Ingenieros salen de la Universidad sin visualizar, con la mente, el fenómeno físico que representan las fórmulas.

Pre ¿Somos culpables de la pérdida de creatividad?.
Res Sí, por las siguientes razones:

· Utilizamos los modelos matemáticos para descubrir leyes y dimensiones de la Física que desconocemos, llegando a resultados que no representan a los fenómenos físicos.

· Los modelos matemáticos son fundamentales para conocer previsiones de futuro basadas en variables estadísticas, pero son inadecuados para predecir las leyes desconocidas de la Física.

· Las matemáticas son una herramienta de ayuda, creada por los humanos, como la informática, los ordenadores o el GPS, pero ninguna herramienta creada por el hombre puede convertirse en profesor de su creador. Sería absurdo pensar que los ordenadores descubrirán las leyes de la Física que los hombres nunca imaginaron.

Los padres de la electricidad no tuvieron las limitaciones derivadas de los modelos matemáticos erróneamente aplicados, como podemos ver a continuación:
  1. Ninguno utilizó modelos matemáticos para sus descubrimientos.
  2. Todos fueron autodidactas en su especialidad.
  3. Todos encontraron las soluciones que buscaban en sus mentes.
  4. Todos vieron con la mente las leyes de la Física que buscaban.
  5. Ninguno tuvo profesores de su especialidad.
En nuestro planeta seguimos quemando Uranio, Gas y Petróleo, para obtener energía eléctrica, que utilizamos con un rendimiento inferior al 10% de sus posibilidades.


Si seguimos despilfarrando energía como hasta ahora, acabaremos con todas las reservas, no tendremos energía para poder salir de nuestro planeta y no podremos llegar a otro habitable antes de ser engullidos por nuestro sol.


En buena medida, el enorme despilfarro de la energía eléctrica, es debido a la falta de nuevos descubrimientos sobre la generación y utilización de la energía eléctrica.


Con la multiplicación de la potencia eléctrica y la disociación del agua por resonancia inversa, estarían resueltos todos los problemas de energía de este planeta.

El Mundo científico nunca ha entendido la electricidad de Nikola Tesla y la ha reducido a un Modelo Teórico que no existe en la realidad.

Según el Modelo, la potencia útil de un generador es inversamente proporcional a la calidad Q de los receptores.


La cantidad de potencia útil de un generador depende de los factores de calidad Q, de los bobinados de los motores que se conectan al generador. La fórmula para calcular Q es la siguiente:


El motor es el ideal cuando R = 0, en cuyo caso Q = infinito.

La gran PARADOJA del Modelo Teórico es: Que el motor ideal es el único que no produce ningún trabajo. El trabajo empieza cuando el motor deja de ser el ideal y aumenta a medida que se aleja del modelo ideal.

La fórmula W=VI Cosφ, que universalmente se utiliza para calcular la potencia eléctrica, sale de la siguiente ecuación:


En la ecuación, el segundo término entre corchetes es nulo, porque representa el valor medio de una magnitud senoidal en el transcurso de un doble periodo, y en base a esta consideración la ecuación se transforma en:
El Cosφ no existe porque la electricidad no es vectorial. No existe el ángulo φ. Esta fórmula no representa a la verdadera potencia eléctrica de un generador de corriente alterna.

Limitaciones:
  • Desconocimiento de la verdadera naturaleza de la energía eléctrica.
  • Eficiencia inferior al 10% de su verdadero potencial.
Incoherencias:
  • El modelo matemático utilizado sólo es válido para magnitudes vectoriales y la corriente alterna no es vectorial.
  • El Motor Ideal es el único que no produce ningún trabajo.
  • Se desperdician más del 90% de los recursos naturales utilizados en la generación y utilización de la corriente alterna.
Con el modelo matemático utilizado no son posibles:
  • Multiplicar la potencia eléctrica en corriente alterna.
  • Transmitir la electricidad en corriente alterna sin cables.
  • La resonancia en corriente alterna.
  • Utilizar el hidrógeno del agua como combustible barato e infinito.
  • Garantizar la energía en el futuro.
  • Viajar por nuestra galaxia.
  • Vehículos eléctricos competitivos.
En la siguiente figura, la gráfica de color azul representa la variación del seno del ánguloφ, en el transcurso de un giro completo, 2·pi radianes o 360 grados.


El seno de un ángulo es una magnitud vectorial, con un módulo numérico, una dirección y un sentido, en este caso un giro circular.

Pero la misma gráfica también representa el voltaje de un ciclo de corriente alterna, sabiendo que no es vectorial, como se muestra a continuación.


En este caso la variación del seno del ánguloφ, que es la misma magnitud vectorial que en el caso de la figura anterior, representa un ciclo de voltaje en CA. Pero, sabiendo que la electricidad no es vectorial, tenemos que afirmar que es otra gran PARADOJA, como en el caso del cubo imposible, en este caso es el generador imposible, como veremos a continuación.

¿El elemento que gira, es el EFECTO o son los electrones?

El EFECTO no puede ser, porque en el tiempo de un ciclo, 20 milisegundos a 50 hercios, recorrería 6.000 kilómetros, es decir, la longitud de la circunferencia tendría que ser de 6.000 kilómetros, como mínimo, no existe ningún generador de tales dimensiones, sería imposible construirlo.

Los electrones tampoco pueden ser, porque su velocidad máxima es de 17 centímetros por segundo y en 20 milisegundos recorrerían 0,34 cm, es decir la longitud de la circunferencia tendría que ser de 0,34 cm, como máximo, verdaderamente absurdo.

La conclusión verdadera es que no existe ningún elemento ni efecto que gire dentro de una circunferencia, porque no es vectorial, la electricidad se mueve en otras dimensiones que representan el verdadero fenómeno físico.
Ortronic®, sin Paradojas, Limitaciones ni Incoherencias
Ortronic® es una marca registrada, que representa a la tecnología desarrollada por el Científico español Juan Ortigosa García y a los productos derivados de la misma.

La tecnología Ortronic® está basada en el descubrimiento de nuevas dimensiones de la electricidad, que permiten hablar de UN NUEVO CONCEPTO DE LA ELECTRICIDAD.

La tecnología Ortronic® no puede ser comprendida partiendo del conocimiento tradicional, por las siguientes razones:
  • El conocimiento tradicional no representa al verdadero fenómeno físico.
  • Como hemos visto, el modelo matemático es falso.
La tecnología Ortronic® es la única, hoy conocida, que ha resuelto las limitaciones e incoherencias antes citadas, permitiendo multiplicar la potencia eléctrica activa, la transmisión de electricidad sin cables y la resonancia en corriente alterna, o resonancia inversa, sin utilizar condensadores, de cuyo conocimiento se derivan aplicaciones fundamentales para el progreso de la humanidad.

Las Leyes Físicas Universales no cambian, lo que cambia es el conocimiento verdadero de las mismas, hay muchos ejemplos en la historia de la Ciencia, como por ejemplo las baterías, que se utilizaron durante cien años sin conocer su verdadero funcionamiento.

Ortronic® no contradice la Ley Universal de conservación de la energía o primera ley de la termodinámica: “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.”

Las bases que Ortronic® contradice son:
  1. El conocimiento tradicional de la energía eléctrica, porque es incompleto e incoherente.
  2. El modelo matemático utilizado para el cálculo, porque no representa el fenómeno físico, limita su utilización masiva y niega la posibilidad teórica del "móvil perpetuo".
Si el Cosmos no es un "móvil perpetuo" ¿dónde está la gasolinera del Cosmos?

Ortronic® es la consecuencia de un nuevo método de Investigación Científica, basado en la Metafísica de Aristóteles, en la interpretación defendida por J. Gómez Caffarena, entendida con el significado griego: "Más allá de la Física".

La metodología científica moderna, basada en la búsqueda de modelos matemáticos, que nos permitan descubrir nuevas dimensiones de la Física, a la luz de las conclusiones de este escrito y de los resultados de los últimos 200 años, puede considerarse un verdadero fracaso.

La tecnología Ortronic® representa hoy las bases de un nuevo despertar de la energía eléctrica.

Firmado: Juan Ortigosa García
Madrid Noviembre de 2011.

lunes, 7 de noviembre de 2011

La metodología Científica

La metodología científica moderna, basada en la búsqueda de modelos matemáticos, que nos permitan descubrir nuevas dimensiones de la Física, a la luz de los resultados de los últimos 200 años, puede considerarse un fracaso.

La metodología científica debe recuperar la Metafísica de Aristóteles, entendida con el significado griego: “Más Allá de la Física”, bajo el inmenso poder de la IMAGINACION, capacidad única de la especie humana.

Tesla y Wardencliff, el mayor de todos los proyectos

NIKOLA TESLA.- Nació en Smiljan, Yugoslavia, en 1856, donde vivió hasta los 12 años, Su padre era el pastor de la Iglesia Ortodoxa Serbia local y su madre no sabía leer ni escribir.

A los catorce años leía en cuatro idiomas y por esa fecha su familia se había trasladado a Gospic, donde la librería local le encargó la realización de un fichero catálogo de las existencias de libros. Mientras realizada su trabajo le sobrevino una larga enfermedad que le afligió mucho, cayendo en una profunda depresión de la que intentó sacarlo el médico local. Durante su convalecencia leyó cuantos libros pudo de la biblioteca donde trabajó y según sus propias manifestaciones leyendo a Mark Twain recuperó su entusiasmo por la vida. Cuando Tesla conoció a Mark Twain en Nueva York y le relató el acontecimiento se convirtieron en grandes amigos.

A los 22 años terminó su graduación de Ingeniero electromecánico en la politécnica de Graz, Austria.

En 1877 el Profesor Poeschl, catedrático de Física de la escuela Politécnica de Graz, mostraba a los alumnos de ingeniería de la promoción de Tesla un nuevo motor de corriente continua, llamado “la máquina Gramme”, que generaba corriente continua cuando se le hacía girar por alguna fuerza y actuaba como motor eléctrico cuando se conectaba a un potencial eléctrico de corriente continua, el motor reversible.

El diseño de la máquina Gramme incluía escobillas y un conmutador que producían grandes chispas, y Tesla creía que las chispas podrían eliminarse de alguna forma. Poeschl dedicó una clase entera a demostrar la “falacia” de la idea de Tesla, aunque no logró convencerlo.

La respuesta le llegó cinco años más tarde, en uno de los más extraños ejemplos de inspiración científica que la historia recuerda. En 1882 Tesla trabajaba como jefe de electricidad de la compañía telefónica de Budapest. Una tarde de febrero paseaba por el parque de la ciudad con su amigo Szigeti, la belleza de la puesta del sol le hizo detenerse y mientras la admiraba empezó a recitar algunas de sus líneas favoritas de Fausto.

En ese marco, en ese lugar y en ese momento, Tesla resolvió el problema de las chispas de la máquina de Gramme, descubriendo “la rotación del campo magnético”, fundamento de la corriente alterna que habría de revolucionar el mundo. El resultado de su visión fue el motor de inducción, que patentó y fabricó, con tal perfección que se sigue utilizando hoy, prácticamente sin modificaciones.

Dos meses después de su visión en el parque, la poderosa imaginación de Tesla y su enorme talento, le permite diseñar, mentalmente, todos los elementos de un sistema completo de potencia en corriente alterna, que posteriormente patentará.

Al no encontrar en Budapest interesados en su invento, se trasladó a París, donde trabajó para Continental Edison Company. En Francia tampoco encontró el apoyo deseado y decidió emigrar a América.

Según Bud Spurgeon, Tesla llegó a Nueva York con cuatro centavos, algunos poemas escritos por él, un plano para una máquina voladora y una carta de presentación para Thomas Edison.

Tesla trabajó un año para Edison, pero su temperamento, metodología y visión de la electricidad le separaban tanto de Edison que su relación estaba condenada al fracaso.

Fracasada su relación con Edison, Tesla se empeñó en crear su propia compañía, aunque para ello llegó a trabajar abriendo zanjas a destajo en la construcción de carreteras. Después de un año de duro trabajo, Tesla fundó su propia compañía “Tesla Electric Company”.

En su laboratorio pudo llevar a la práctica todo el almacén mental que había elaborado sobre la corriente alterna.

En 1888 patentó un sistema completo, compuesto por motor, generador y transformador que constituía una planta completa de generación de corriente alterna.

George Westinghouse fue el primero que reconoció la importancia y significado de los descubrimientos de Tesla y en una reunión con el inventor en su laboratorio, reportó la compra de su tecnología para la fabricación de generadores polifásicos de corriente alterna, por un millón de dólares mas un royalty de un dólar por caballo de potencia generado.

Estudios posteriores han estimado el valor de los royalties, durante la vida de Tesla, en 12 millones de dólares.

Con la venta de su patente a Westinghouse obtuvo dinero para gastar cuanto le apetecía, aunque en su mente predominaba una idea fija y un sólo deseo: explorar el extraño mundo de la electricidad, a cuyo fin dedicó toda su vida. Nunca se casó porque pensaba que el matrimonio necesitaba una dedicación y un tiempo que él no podía quitar a su trabajo.

Tesla era de naturaleza desconfiada, no compartía sus ideas con ninguno de sus ayudantes de laboratorio, a tal extremo que nadie sabía en que trabajaba ni cual sería su próximo invento.

Para ayudar a Westinghouse a fabricar el primer sistema polifásico de corriente alterna, fue a Pittsburgh, donde trabajó sólo un año, pese a que Westinghouse le ofreció un alto puesto y un laboratorio con todos los medios; pero Tesla decía que sólo trabajaba a gusto si podía controlar personalmente la totalidad de sus proyectos, por lo que abandonó Pittsburgh.

En 1893 Westinghouse presentó la primera central generadora de corriente alterna, con una gran demostración consistente en la alimentación de todas las necesidades eléctricas de la feria de Chicago. Ante el éxito de la demostración Westinghouse fue elegida para instalar la primera gran central hidráulica en las cataratas del Niágara.

Hasta 1893 Edison había avanzado mucho en la generación y suministro de corriente continua y ante la competencia inminente de la corriente alterna, lanzó una campaña publicitaria contra la corriente alterna, basada en su peligrosidad, la campaña fue muy dura, afirmando que la nueva corriente llegaría a matar a cuantos se relacionaran con ella. Para confirmar su campaña de desprestigio pagaba 25 centavos por cada gato o perro muerto que fuera arrojado junto al laboratorio de Tesla.

Un ayudante de Edison, que se hacía llamar Profesor H.P. Brown, convocaba a la prensa y en su presencia ejecutaba perros como advertencia de lo que le sucedería a los humanos con la corriente alterna.

Las ejecuciones de H.P. Brown se hicieron tan famosas que el Estado de Nueva York adoptó el método de Brown en la primera silla eléctrica. El primer ejecutado en la silla eléctrica fue William Kemmler, al que tuvieron que suministrarle numerosas descargas debido a que los cálculos de Brown fueron erróneos.

Una vez que los sistemas de Tesla fueron aceptados como los únicos prácticos para aprovechar la fuente energética de las cataratas del Niágara, Edison reconvirtió sus sistemas a la nueva energía.

En 1889 Tesla volvió a su laboratorio, decidido a extender las fronteras de la electricidad a límites que solo él podría explicar, aunque los resultados conocidos de sus investigaciones siguen estando hoy a años luz de las tecnologías conocidas.

Los pocos datos que de él han quedado, demuestran que debió alcanzar resultados sorprendentes en los siguientes campos de investigación:

1. - La resonancia acústica.
2. - La comunicación sin hilos.
3. - La distribución eléctrica sin cables.
4. - Las propiedades de la corriente alterna en función de su frecuencia.
5. - La resonancia en corriente alterna.
6. - La relación entre la resonancia acústica y eléctrica en corriente alterna.

Sus investigaciones en estos campos lo demuestran algunos resultados que dio a conocer, de entre los que seleccionamos los siguientes:

1.1. - La construcción de un generador mecánico de vibraciones, que podía funcionar con vapor o aire comprimido, cuyo eje era un cilindro sobre el que montó una bobina resonante, de forma que sobre el cilindro podían actuar tanto la bobina como el generador mecánico. Su generador tenía una salida tan estable que construyó un reloj de alta precisión.

1.2. - Uno de sus experimentos consistió en una plataforma aislada del suelo con corcho y acoplada a su generador mecánico. Toda persona situada en la plataforma experimentaba un placentero masaje, además de otros efectos de carácter científico para Tesla. J. O´Neill, biógrafo de Tesla, cuenta sobre el tema la siguiente historia: Un día invitó a Mark Twain a subir a la plataforma y se encontraba tan a gusto que permaneció más tiempo del previsto, desatendiendo las advertencias de Tesla. Twain tuvo que bajar a toda velocidad en busca del servicio, el dispositivo tuvo poderosos efectos laxantes.

1.3. - En otro experimento, sobre el mismo tema, Tesla acopló el cilindro a una viga maestra de su laboratorio. La vibración movió todo el edificio desde sus cimientos, rompiendo cristales y alarmando a sus vecinos que salieron del edificio pensando que se trataba de un temblor de tierra. Tesla tuvo que actuar personalmente rompiendo el acoplamiento a martillazos.

2.1. - En 1897 Tesla envió las primeras señales por radio desde su laboratorio a un barco situado en la bahía de Hudson, a 25 millas de distancia.

2.2. - En 1898 Tesla realizó la primera demostración pública de comunicación por radio, combinada con la primera demostración de Robótica. La demostración fue realizada en Madison Square Garden y resultó un tremendo éxito. El robot fue un barco de varios pies de largo, fabricado en hierro con la cubierta sellada. En la plaza se construyó un gran tanque de agua, para que el barco flotara dentro. En la demostración Tesla ordenaba los movimientos del barco que transmitía por radiocontrol y ante la obediencia del barco a las órdenes de Tesla, la muchedumbre creía que estaba presenciado un acto de magia.

Conviene recordar que Marconi recibió el Premio Nobel en 1909, por el envío de las señales de morse correspondientes a la letra S a través del Atlántico, lo que fue considerado como la primera transmisión de telegrafía sin hilos y la invención de la radio. “Injusticias de la vida”.

3.1. - Para la demostración real de su sistema de distribución eléctrica sin cables, Tesla necesitaba un laboratorio de campo y espacio suficiente.

Su abogado de patentes negoció con la compañía eléctrica Colorado Springs Power Company para que Tesla pudiera realizar su demostración en el término de Colorado Springs.

En 1899 Tesla había montado un enorme laboratorio de madera, equipado con una monstruosa bobina, que actuaba como transmisor.

3.2. - En Colorado Spring realizó las primeras demostraciones de iluminación del espacio, mediante grandes bolas de luz que transmitía su bobina, tecnología que pensaba utilizar, como posteriormente se verá, en la iluminación de los mares. Las bolas de luz asombraron tanto a los vecinos de la zona que acudían de todas partes a observarlo.

Para disuadir a los curiosos y evitar sus visitas, Tesla anunció que estaba trabajando en una nueva arma secreta que podría matar a trescientas mil personas a la vez.

Es probable que esta curiosa forma de disuasión pueda haber sido utilizada posteriormente para involucrar a Tesla en el terreno de las armas.

3.3. - La demostración más alucinante de la historia, fue la distribución eléctrica sin cables, y consistió en iluminar doscientas lámparas a una distancia de 26 millas de su bobina transmisora en Colorado Springs.

Terminados los experimentos de Colorado Spring, a finales de 1898, Tesla regresó a Nueva York y su amigo Robert Underwood, editor de la revista Century, le invitó a escribir un artículo sobre la problemática de la energía del futuro, con especial referencia a la energía solar.

En su artículo de Century, afirmó que quemar petróleo para producir electricidad era de bárbaros y completamente equivocado, añadiendo que con su descubrimiento de enviar electricidad a través del campo eléctrico de la tierra se podían cubrir todas las necesidades eléctricas. En el artículo también explicó su plan para resolver todas las necesidades energéticas del planeta, mediante generadores hidráulicos instalados en todos los ríos de la tierra que lo permitieran y distribuyendo la energía generada mediante su invento.

Refiriéndose a la energía solar dijo que entre todos los métodos conocidos, la búsqueda del mejor método para derivar energía del sol contribuiría, en muchos caminos, al avance de la civilización.

El resultado del artículo, una vez establecido que la energía necesaria para la sociedad debía proceder de fuentes renovables, fue la declaración de que sus trabajos realizados en la transmisión de electricidad sin cables habían tenido como única motivación y deseo el construir un sistema de energía eléctrica basado en recursos renovables.

En otra parte de su artículo Tesla trató las fuerzas que impiden el progreso humano, concluyendo que la más importante de todas ellas era la guerra organizada.

En lo que debió ser una de las primeras descripciones de la carrera armamentística Tesla dijo:

“Se ha argumentado que el perfeccionamiento de las armas de gran poder destructivo pararía las guerras, Yo mismo pensé igual durante mucho tiempo, pero ahora creo que es un profundo error. Tales desarrollos las modificaran gradualmente pero no las detendrán. Muy al contrario, yo creo que cada nueva arma que se invente, cada esfuerzo que se haga en esa dirección, sencillamente invitará a nuevos talentos ofreciendo un nuevo incentivo a su destreza y así solo será un ímpetu fresco a nuevos desarrollos”.

Tesla recomendó la mutua reducción de las armas y predijo que de otra forma las guerras se convertirían finalmente en máquinas contra máquinas.

El artículo de Tesla en Century tuvo una gran resonancia en los medios científicos y financieros. Uno de los interesados fue el millonario J.P. Morgan, que invitó a Tesla a su casa `para que le explicara su sistema de transmisión de electricidad sin cables en detalle.

Los contactos entre Tesla y J.P. Morgan cristalizaron en un acuerdo para realizar un gigantesco proyecto, que fue bautizado con el nombre de WARDENCLIFF y que Morgan financiaría en su primera etapa.

El lugar elegido para la realización del proyecto fue el Condado Suffolk en Long Island, mediante un contrato con un constructor local, en el que se planificaba la construcción de viviendas para los miles de personas que trabajarían en el proyecto.

Con los fondos anticipados por J.P. Morgan el WARDENCLIFF se puso en marcha y fue construido el edificio que albergaría los sistemas previstos por Tesla, terminado en una gran torre de madera, con una altura de 150 pies en la que se instalaría la bobina transmisora de Tesla.

En 1901 se publicó, en Long Island, un folleto explicativo de las características del proyecto, que comprendía entre otras las siguientes actividades:

1. - Construcción de la mayor central eléctrica, concebida de su tiempo, con una potencia eléctrica de diez millones de caballos de vapor, es decir 7.600 millones de kilovatios, que serían distribuidos por el aire.
2. - Interconexión con todas las oficinas mundiales de telégrafos.
3. - Establecimiento de un servicio gubernamental secreto de telégrafo que no podría ser interferido.
4. - Interconexión con todas las oficinas mundiales de teléfonos.
5. - Distribución universal de noticias por telégrafo o teléfono en conexión con los periódicos.
6. - Establecimiento de un sistema mundial de inteligencia para uso exclusivamente privado.
7. - Interconexión y operación con todos los stock mundiales con sus cotizaciones.
8. - Establecimiento de un sistema mundial de distribución de música.
9. - Establecimiento de un sistema mundial de información horaria, de altísima precisión.
10. - Transmisión por facsímil de caracteres manuales, cartas y documentos.
11. - Establecimiento de un sistema mundial de ayuda a la navegación que permitiría a los barcos navegar sin compás, con información exacta de su localización, hora y velocidad. Con ello se evitarán colisiones y desastres.
12. - Inauguración de un sistema mundial de imprenta en tierra y mar.
13. - Reproducción en cualquier parte del mundo de la fotografía, cuadros y todo tipo de dibujos y grabaciones.

En la mente de quién pensó que con su tecnología podía hacer vibrar al planeta entero, estaban las ideas de todas las formas posibles de comunicación y todo ello nueve años antes de que Marconi realizara su famosa transmisión telegráfica a través del Atlántico y dieciséis años antes de que David Sarnoff escribiera su “Music Box Memo”, esbozando la primeras idea, considerada como conmovedora, de la primera emisora de radio que podría transmitir música a los hogares americanos.

En estas fechas Tesla escribió:

“En un futuro cercano veremos una enormidad de nuevos usos de la electricidad..... podremos dispersar la niebla con fuerzas eléctricas.... centrales sin cables serán construidas con el propósito de iluminar los océanos..... la transmisión de la imagen será una realidad cercana... tendremos máquinas de escribir eléctricas que obedecerán a la voz humana.... tendremos aniquiladores de humo, absorbedores de polvo, esterilizadores de agua, aire, comida y ropa........“

Si utilizamos el petróleo para obtener la electricidad acabaremos rápidamente con sus reservas. Este método, bárbaro e injustificable, habrá que pararlo en interés de las generaciones venideras. La conclusión inevitable es que el potencial del agua es, con mucho, nuestro recurso más valioso. Con el pleno desarrollo y perfeccionamiento de los sistemas de transmisión de energía sin cables a cualquier distancia será posible resolver todos los problemas de la existencia material del hombre. La distancia, que es el principal impedimento del progreso humano, será completamente aniquilada en pensamiento, palabra y acción. La humanidad se unirá, las guerras se harán imposibles y la paz será el reino supremo.”

Probablemente el hecho más importante en la historia del hombre en la Tierra, que pudo cambiar el rumbo de la humanidad, sucedió en estas fechas y fue la decisión de J.P. Morgan de retirar su ayuda financiera al proyecto WARDENCLIFF.

Nunca podrá ser comprendido porqué Morgan no permitió la terminación del proyecto y su puesta en funcionamiento.

La decisión de Morgan pudo representar algo más que su retirada del proyecto, pues tampoco resulta comprensible que a partir de ese momento se cerraran para Tesla todas las puertas de otra posible fuente de financiación.

Tesla había invertido en Wardencliff todo su patrimonio y el hombre que inventó la corriente alterna, que ha permitido el desarrollo que hoy tiene la humanidad, no pudo encontrar financiación para continuar el gran proyecto de su vida, el que pudo cambiar el rumbo de la humanidad y la historia de la Ciencia.

En una publicación realizada en 1978 por Lafferty, Harwood & Partners Ltd, en Montreal, se estudian todos los ingredientes que llevan a la inevitable conclusión de que Tesla fue víctima de una conspiración de las grandes compañías ferroviarias, acero y carbón, planificada y llevada a cabo por J.P. Morgan.

Pero la tecnología de Tesla sigue siendo una asignatura pendiente y la mayor de las frustraciones para el mundo científico, que cien años más tarde no puede afirmar ni negar la tecnología de Wardencliff.

Los científicos de su época se ponían nerviosos con solo oír el nombre de Tesla, según Lafferty, Harwood & Partners, le tenían verdadera fobia, la razón podría ser la envidia por sus descubrimientos demasiado avanzados para la época. Muchos puede que se alegraran de la decisión de Morgan, pues no es comprensible que nadie levantara su voz ante el hecho ni le ofreciera ayuda.

Tesla rechazó cuantas ocasiones le propusieron para debatir sobre su tecnología, dando siempre las mismas respuestas:

a.- Yo hablo de otra electricidad
b.- Yo utilizo la electricidad de forma diferente a como la utilizan los demás.

En 1912 Tesla fue nominado para el premio Nobel conjuntamente con Edison, pero renunció al prestigioso galardón y de su renuncia se han hecho diferentes interpretaciones. Unos dicen que la razón fue su problemática con Edison al que no consideraba a su altura científica y como posible revancha por su campaña de desprestigio contra la corriente alterna. Otros piensan que fue la injusticia manifiesta por la concesión del Nobel a Marconi en 1909 como inventor de la radio, invento que obviamente corresponde a Tesla.

Fuera cual fuera la causa, Tesla tenía demasiadas razones para mostrar su indignación por las múltiples injusticias que contra él se cometieron y creo que el mundo entero le debe una reparación.

Con la paralización de Wardencliff se perdió la gran oportunidad de haber resuelto el problema energético mundial y lo que podría ser aún peor, la pérdida de una tecnología que prometía un nuevo rumbo del planeta.

Pero la humanidad ha seguido pensando en Tesla, unos tratando de encontrar sus secretos y otros vigilando la posibilidad de que otros los encuentren antes que ellos.

En los últimos años de la guerra fría, los americanos creían que los rusos habían encontrado los secretos y les culparon de muchos desastres naturales y los rusos a su vez creían que los americanos estaban construyendo su escudo protector en base a la tecnología de Tesla. Existe amplísima información de los múltiples incidentes entre unos y otros con Tesla por medio.

El Pentágono contrató a Golka Associates, Brockton, Massachussets, para el estudio de la tecnología de Tesla. La compañía fue fundada por Robert A. Golka, hombre que había estudiado extensamente los trabajos de Tesla. Al amparo del contrato se construyó una copia del transmisor de Tesla, en un hangar de las Fuerzas Aéreas en Wendover, estado de Utah.

En el proyecto intervinieron los 50 mejores cerebros de los tiempos modernos y los resultados, según sus declaraciones, no fueron afortunados, las leyes básicas de la tecnología de Tesla se las llevó a la tumba.

Algunos independientes creyeron haber encontrado los secretos de Tesla, como es el caso de Andrija Puharich, según su artículo titulado: “The Physics of the Tesla Magnifying Transmitters, and the Transmission of Electrical Power Without Wires.”, que describe el transmisor de Tesla de la siguiente forma:

Entre la superficie de la Tierra y la parte alta de la atmósfera existe un potencial eléctrico de alrededor de dos billones de voltios. Esta bastísima e inagotable reserva de energía eléctrica nos muestra la magnitud de la potencia disponible. Tesla ideó un sistema para explotar esta basta reserva de energía, esencialmente estática, haciéndola entrar en resonancia a una frecuencia que Puharich llamó la frecuencia de Tesla. El sistema hacía entrar en resonancia a la atmósfera de la tierra con lo que se libera gran cantidad de energía que sería recogida en cualquier punto de la Tierra con un receptor de potencia sintonizado a la frecuencia de Tesla..

Otros podrían ser los creadores de las armas destructivas que atribuyen a Tesla, como podría ser “El Rayo de la muerte” o “El Escudo de Tesla”. Este podría ser el caso de Tom Bearden, un Coronel retirado de las Fuerzas Aéreas Americanas, que en 1981 escribió un largo artículo basado en una supuesta confesión de Tesla, alrededor de 1914.

Según Bearden, Tesla, en su cumpleaños, confesó a unos amigos los últimos descubrimientos, basados en el perfeccionamiento de su transmisor de energía, que consistían en armas lanzadoras de bolas de fuego que podían destruir cientos de aviones a cien millas de distancia y un arma, que Bearden bautizó con el nombre de “Escudo de Tesla” que proporcionaba una defensa impenetrable.

Bearden divide su artículo en dos partes, en la primera dedica diez páginas a intentar justificar la teoría de los secretos confesados y en la segunda nueve páginas a defender que los rusos habían construido poderosísimas armas destructivas en base a los referidos secretos.

La segunda parte está acompañada de diez dibujos hechos por Hall Crawford, sobre las armas y su potencia destructiva.

En mi opinión personal el artículo de Bearden es fruto de su imaginación y no guarda ninguna relación con la tecnología de Tesla ni con sus pensamientos sobre las armas y la guerra. La humanidad entera está en deuda con Tesla y desde mi punto de vista, al que invito a todos los amantes de la Física, ya es hora de situar a Tesla en el lugar que le corresponde: El Genio más grande que ha nacido en este planeta, separándolo de quienes lo utilizan como el padre de todos los males del armamento bélico, pasado, presente y futuro.

Los que hayan leído “La Décima Revelación” de James Redfield, verán reflejado el artículo de Bearden y si leen este último encontrarán justificado el espacio que dedico al tema.

La investigación en la Física

En Física, la abreviaturas I+D (Investigación + Desarrollo) y I+D+I (Investigación + Desarrollo + Innovación), están de moda y dan prestigio a quienes las utilizan en su actividad, pero…, son suficientes para conseguir el Avance del conocimiento de la Física?, veamos: En la mayoría de los países I+D tiene un sólo significado, Investigación Tecnológica, que consiste en mejorar lo que ya sabemos hacer y a las mejoras iguales o superiores al 20% le añadimos una segunda I. Para este tipo de Investigación son necesarios: Ingenieros especializados, instrumentación especial y mucho Capital.

De acuerdo con lo dicho, las abreviaturas dichas no representan el Avance de la Ciencia, Éste fue en el pasado, es en el presente y será en el futuro, el fruto del trabajo de personas concretas, que gracias a su Imaginación, llegan a conocer principios y leyes físicas básicas que no han podido aprender de sus predecesores, porque ellos no las sabían. Personalmente, a esta actividad intelectual la represento por I+I+D (Imaginación + Investigación + Desarrollo).

viernes, 4 de noviembre de 2011

¿Donde está la gasolinera del Cosmos? (2)

Ortronic®: Un nuevo concepto de la electricidad.

Los padres de la electricidad

La naturaleza de la electricidad sigue siendo desconocida, por ello se la define como un EFECTO, dependiente del movimiento de los electrones. 


Se acepta que el EFECTO se mueve en sentido contrario al caminar de los electrones, con una velocidad igual a la de la luz (300.000 Kilómetros por segundo)

El gran genio universal Nikola Tesla 

NIKOLA TESLA (1856 a 1943), el genio más grande de todos los tiempos, es el padre de la energía eléctrica en corriente alterna, el inventor del motor de inducción, del alternador y del circuito resonante, que posteriormente permitiría a Marconi construir la radio.

Tesla inauguró en 1895, en las cataratas del Niágara, la primera central eléctrica de corriente alterna del mundo.

Tesla se llevó su “Know How” a la tumba y lo que hoy tenemos, de su invento más importante, es una interpretación errónea.

Modelo teórico de la corriente alterna

El Mundo científico nunca ha entendido la electricidad de Nikola Tesla y la ha reducido a un Modelo Teórico que no existe en la realidad.

La siguiente figura 1, representa el modelo teórico de la corriente alterna, universalmente aceptado como válido. 


Según el Modelo, la potencia total de un generador de corriente alterna, KVA, se descompone en dos, una útil, kW y otra inútil KVAr, ciega y desvatiada, no apta para producir trabajo, más conocida como reactiva.


El triángulo de potencias, de la figura anterior, representa las proporciones de las tres potencias, dependientes de los factores de calidad Q, de los bobinados de los motores y otras cargas inductivas que se conectan al generador. La fórmula para calcular Q es la siguiente: 



El motor es el ideal cuando R = 0, en cuyo caso Q = infinito.

La gran PARADOJA del Modelo Teórico es: Que el motor ideal es el único que no produce ningún trabajo. El trabajo empieza cuando el motor deja de ser el ideal y aumenta a medida que se aleja del modelo ideal. 



La fórmula W=VIcosφ, que universalmente se utiliza para calcular la potencia eléctrica, sale de la siguiente ecuación: 


En la ecuación, el segundo término entre corchetes es nulo, porque representa el valor medio de una magnitud senoidal en el transcurso de un doble periodo, y en base a esta consideración la ecuación se transforma en: 

El Cosφ no existe porque la electricidad no es vectorial, en consecuencia tampoco existe el ángulo φ, el tiempo t1 – t0, de la figura 1, no es una magnitud angular, es una magnitud lineal. 

Como es bien sabido, el coseno de un ángulo varía entre 1 y 0, es 1 cuando al ángulo es cero, es decir cuando no existe ángulo, o lo que es lo mismo, la carga es una resistencia pura, sin ningún componente inductivo, y es 0 cuando el ángulo vale 90 grados, o lo que es lo mismo la carga es una inductancia pura, sin ningún componente resistivo, en consecuencia, el factor de calidad Q vale infinito, la carga es la ideal y la potencia W es cero, completamente absurdo, porque si la carga ideal no produce ningún trabajo, es una prueba evidente de que la fórmula empleada no representa a la potencia eléctrica de la corriente alterna verdadera y sólo es válida para corriente continua. 

Conclusión: El modelo teórico, y las fórmulas que de él se derivan, son las causantes de las limitaciones e incoherencias que describo a continuación.


Limitaciones e Incoherencias del Modelo

Limitaciones:

1      Desconocimiento de la verdadera naturaleza de la corriente alterna. 

2      Eficiencia inferior al 10% de su verdadero potencial.

Incoherencias:


1      El modelo matemático utilizado sólo es válido para magnitudes vectoriales y la corriente alterna no es vectorial.

2      El Motor Ideal no produce ningún trabajo.

3      Se desperdician más del 90% de los recursos naturales utilizados en la generación y utilización de la corriente alterna.

4      Con el modelo matemático utilizado no son posibles:

    4.1   Multiplicar la potencia eléctrica en corriente alterna.
    4.2   Transmitir la electricidad en corriente alterna sin cables.
    4.3   Utilizar la resonancia en corriente alterna para descomponer el agua en un combustible inagotable y                                  barato.
    4.4   Garantizar el progreso de la humanidad en el futuro.
    4.5   Salvar la especie humana, cuando termine la combustión de nuestro sol.
    4.6   Averiguar dónde está la gasolinera del Cosmos.

En la siguiente figura, la gráfica de color azul representa la variación del seno del ángulo φ, en el transcurso de un giro completo, 2·pi radianes o 360 grados.


El seno de un ángulo es una magnitud vectorial, con un módulo numérico, una dirección y un sentido, en este caso un giro circular.

Pero, la misma gráfica también representa el voltaje de un ciclo de corriente alterna, como se muestra a continuación.

La siguiente figura, tomada de un libro de electricidad, muestra cómo se genera un ciclo de voltaje en corriente alterna, según el conocimiento tradicional, es decir como si la electricidad fuera una magnitud vectorial, con un módulo, una dirección y sentido, movimiento circular.


En este caso la variación del seno del ángulo φ, que es la misma magnitud vectorial que en el caso de la figura anterior, la llaman ciclo de voltaje en CA. Pero, sabiendo que la electricidad no es vectorial, tenemos que afirmar que es otra gran PARADOJA, como en el caso del cubo imposible, en este caso es el generador imposible, como veremos a continuación.

El elemento que gira, es el EFECTO o son los electrones?

El EFECTO no puede ser, porque en el tiempo de un ciclo, 20 milisegundos a 50 hercios, recorrería 6.000 kilómetros, es decir, la longitud de la circunferencia tendría que ser de 6.000 kilómetros, como mínimo, no existe ningún generador de tales dimensiones, sería imposible construirlo.

Los electrones tampoco pueden ser, porque su velocidad máxima es de 17 centímetros por segundo y en 20 milisegundos recorrerían 0,34 cm, es decir la longitud de la circunferencia tendría que ser de 0,34 cm, como máximo, verdaderamente absurdo.

Si el elemento que gira no es el EFECTO, ni son los Electrones, tendremos que aceptar que existen otro u otros elementos que representen el verdadero fenómeno físico de la electricidad, sin las Limitaciones, Incoherencias y Paradojas analizadas.

Ortronic®, sin Paradojas, Limitaciones ni Incoherencias

Ortronic® es una marca registrada, que representa a la tecnología desarrollada por el Científico español Juan Ortigosa García y a los productos derivados de la misma.

La tecnología Ortronic® es la única, hoy conocida, que ha resuelto las limitaciones e incoherencias antes citadas, permitiendo multiplicar la potencia eléctrica activa, la transmisión de electricidad sin cables y la resonancia en corriente alterna sin utilizar condensadores, de cuyo conocimiento se derivan aplicaciones fundamentales para el progreso de la humanidad.

La tecnología Ortronic® está basada en el descubrimiento de nuevas dimensiones de la electricidad, que permiten hablar de UN NUEVO CONCEPTO DE LA ELECTRICIDAD.

Las Leyes Físicas Universales no cambian, lo que cambia es el conocimiento verdadero de las mismas, hay muchos ejemplos en la historia de la Ciencia, como por ejemplo las baterías, que se utilizaron durante cien años sin conocer su verdadero funcionamiento.

Ortronic® no contradice la Ley Universal de conservación de la energía o primera ley de la termodinámica: “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.”

Las bases que Ortronic® contradice son:

1 El conocimiento tradicional de la energía eléctrica, porque es incompleto e incoherente.


2 El modelo matemático utilizado para el cálculo, porque no representa el fenómeno físico, limita su utilización masiva y niega la posibilidad teórica del "móvil perpetuo".


    2.1 Si el Cosmos no es un "móvil perpetuo" ¿dónde está la gasolinera del Cosmos?

Ortronic® es la consecuencia de un nuevo método de Investigación Científica, basado en la Metafísica de Aristóteles, en la interpretación defendida por J. Gómez Caffarena, entendida con el significado griego: "Más allá de la Física".

La metodología científica moderna, basada en la búsqueda de modelos matemáticos, que nos permitan descubrir nuevas dimensiones de la Física, a la luz de los resultados de los últimos 200 años, puede considerarse un fracaso.

Personalmente, y basado en mi propia experiencia, recomiendo volver a la Metafísica, bajo el inmenso poder de la IMAGINACION, capacidad única de la especie humana, heredada de su altísimo origen.

Sigue la promesa de publicar el lugar donde se encuentra la Gasolinera del Cosmos, después de otras publicaciones que complementen su descubrimiento.